Des del pasado martes 16 de junio del 2020, los que se decidan a comprar un coche, podrán aprovecharse de una subvención pública de hasta 5.500 euros, subvención marcada por la crisis del coronavirus y aprobada para rescatar la economía del sector automovilístico y del país. Esto fue anunciado por el presidente del Gobierno Pedro Sánchez con el apoyo de todas las organizaciones del sector.

El plan de ayudas llega hasta los 3.750 millones de euros, pero estos estarán repartidos en 1.535 para este año y 2.215 millones a partir del siguiente.

Condiciones para optar a las ayudas

Para la gran mayoría de los compradores, las ayudas van desde los 400 euros hasta los 4.000 dependiendo de la edad y la eficiencia del vehículo. Pero puede haber un caso en el que la subvención podría llegar hasta los 5.500 euros, que sería por la compra de un vehículo totalmente eléctrico, entregando un coche de más de 20 años para convertir en chatarra.

Todo esto sería para particulares, las ayudas para las pymes van de los 350 a los 3.200 euros, mientras que en el de las grandes empresas van desde 2.800 a 3.200 euros.

Los que quieran comprar un coche, su valor no puede superar los 35.000 euros, salvo si es un vehículo para personas con movilidad reducida o un vehículo con etiqueta CERO, entonces la cifra se eleva hasta los 45.000. Un dato a tener en cuenta es que solo se puede comprar un vehículo por persona, mientras que una persona jurídica (institución creada por una o más personas físicas), puede adquirir hasta 30 unidades.

Otro de los requisitos para comprar un coche y disponer de las subvenciones, es que los coches también deberán disponer de la etiqueta A o B de eficiencia energética y con emisiones de CO2 por kilómetro de menos de 120 gramos. Además, también se tendrá en cuenta la etiqueta ambiental de la DGT (Cero, Eco o C).