La demanda de créditos ICO sigue disparada pese a que se acerca el fin de las líneas de avales del estado por lo que el banco de España y la patronal solicitan más instrumentos de financiación para apoyar a empresas viables para que no desaparezcan debido a la crisis del Covid-19.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, cree conveniente valorar la posibilidad de ampliar los mecanismos actuales para las líneas de apoyo público a la liquidez de las empresas mediante instrumentos que permitan el acceso a la financiación.

Hernández de Cos ha propuesto que se modifique la ley de quiebras para que las empresas viables no se hundan debido a la crisis actual. “El objetivo debe ser que las empresas con dificultades financieras tengan acceso a un marco de reestructuración corporativa cuando aún son viables”, ha comentado.

También ha defendido a los bancos sobre el análisis de riesgo que están realizando para conceder estos créditos ICO, que tal y como hemos comentado anteriormente, la demanda de estos sigue siendo elevada a pesar de que ya se han facilitado la gran parte a muchas empresas en problemas.

Para demostrar que no hay problemas de conducta de los bancos, el gobernador del Banco de España ha comentado que, de casi medio millón de solicitudes, solo han recibido 68 reclamaciones de las cuales 62 eran sobre el rechazo de conceder la financiación.

Sobre el tema de la insolvencia bancaria, el presidente de la patronal bancaria, José María Roldán ha realizado una propuesta de crear un régimen de insolvencia bancaria que se aplique a casos de bancos con problemas.

Finalmente, Roldán ha comentado que, si solo existiera el dinero digital, los bancos serían muy felices ya que el efectivo es difícil de gestionar y en el caso de que algún día se opte por abandonar esta modalidad de pago, se deberá realizar poco a poco ya que los colectivos vulnerables que no tienen acceso al dinero digital podrían quedarse fuera.